viernes, 29 de diciembre de 2017

PP Kuczynski: de agente de la CIA a amigo de corruptos y libertador de criminales


"Los peruanos debemos reclamar una democracia radical, eliminar a la derecha proterva, democrata-rentista. No es digno auto- inflingirnos tanto daño, es un retraso mental validar que nos han acostumbrado a obedecerla mientras se nos humilla. La derecha a usurpado al Estado, a criminalizado la soberania popular y eso, se le llama tirania..."

Por: Mirko Senda

Nada nos es indiferente cuando la patria se desangra, es enfermizo pretender abstenernos ante una descomunal afrenta a la soberanía popular, mientras el enemigo del Perú nos mira de frente y sonríe, creyéndose inamovible y mientras nos lanza un escupitajo de desprecio. La liberación del terrorista Alberto Fujimori, tuvo varias intentonas y lo denuncie cuando el otro genocida y reo contumaz Alan García libero a los Croussillat y al General Chacón, los bandidos apristas lanzaron el globo sonda aconsejados por la CIA y sus laboratorios mediáticos, en aquel entonces fracasaron, no estaban dadas las condiciones, el saqueo del erario nacional y la corrupción iba a todo galope y las calles parecían incendiarse. Que no se nos confunda la corrupción se moviliza de acuerdo a los incentivos, es la lógica de la derecha en su pugna por el poder y para proteger a las elites.

La deslealtad al servicio público, la ruptura de la ley y justicia y, la fanfarria de desarrollo socio-económico es el alma de la derecha, la casta partidocrática tradicional es obscena ni siquiera se representa así misma en el andamiaje construido de “la institucionalidad democrática”. La derecha desde la dirección del Estado pervierte la moral social distorsionando la relación de lo privado a lo publico en una feroz y criminal subasta de conciencias para saquear y destruir con total impunidad el Perú.

El Gobierno del General Velazco (1968) detecto que PPK era un agente de inteligencia de los EE.UU, la contrainteligencia peruano descubrió que el traidor PPK se reunía con funcionarios de la embajada de EE.UU, la reacción fue tardía,   PPK era uno de los seis gerentes del Banco Central de Reserva del Perú (BCR), estando a las órdenes de Carlos Rodríguez Pastor M., gerente general de esa institución. Había sido colocado en el BCR debido a la influencia de instituciones extranjeras como el FMI y el Banco Mundial, que presionaron al gobierno de Belaúnde para obtener su nombramiento como gerente del Instituto Emisor., PPK le entrego a la IPC (la Internacional Petroleum Company) US$ 35 millones en exoneraciones del canon minero, como gerente del BCR otorgo certificados de divisas y 13 autorizaciones desde octubre de 1968 hasta febrero 1969 a la Internacional Petroleum Company (IPC) y así facilito el saqueo y robo de mas de US$ 115 millones. La inteligencia peruana dio cuenta que la “pérdida” de la Pagina 11 del Acta de Talara, que resolvía la controversia en torno a la propiedad de los campos petrolíferos de La Brea y Pariñas con la International Petroleum Company fue robada por el espía PPK, cuando intentaron capturarlo la CIA lo ayudo a fugarse por la frontera con Ecuador.
Belaunde en un acto de traición en su segundo gobierno premio al espía PPK lo nombro ministro de Energía y Minas, este pendejo creó la Ley 23231 más conocida como la ‘Ley Kuczynsky’, que exoneró por más de US$ 500 millones a las empresas petroleras extranjeras, entre las que figuran la Occidental Petroleum con US $ 1662 millones de remesas al exterior esa ley fue derogada en 1985.

PPK se coludió con el APRA, ente “partido” al servicio de la CIA se encargo de limpiarlo, y protegerlo. Recuérdese que esta banda criminal APRA tiene vínculos secretos con compañías petroleras extranjeros y con la CIA desde 1947. De ahí la tradición vendepatria aprista en la gesta guerrillera del 65, cuando se levantan en armas el MIR de Luis de la Puente Uceda, y también los del ELN guiados por Héctor Béjar, quienes se internan en la selva. Al presidente Belaunde títere de EE.UU se le ordena acabar con los sublevados. No fueron los militares quienes decidieron ir a la lucha. Lo hicieron por que lo ordenó el gobierno cuya orden salió de Washington, muchos diputados apristas eran agentes en cubierto de la CIA eso facilito que el parlamento aprobara la participación del Ejército, fueron los norteamericanos los que proporcionaron los elementos bélicos necesarios, fue la IPC (International Petroleum Company), amiga de PPK, la que instaló una fábrica de napalm (la más poderosa bomba incendiaria creada por el Ejército de Estados Unidos empleada en Vietnam), en la selva de Madre de Dios para incendiar los bosques y sembríos de los campesinos (…)”, escribe Alfonso Baella Tuesta en su libro ‘El poder invisible’.

En el año 2000, PPK ya es un lobo experimentado en la podredumbre de la política peruana, la CIA vuelve a montar las fechorías, el pueblo necesitaba un cambio, algo que los represente, entienden la psicología de masas. estadísticamente la derecha no tiene caudal electoral entonces manipulan y prepararon al cocainómano y borrachoso Alejandro Toledo para darle circo a los peruanos en las elecciones del 2001 y PPK es nombrado Ministro de Economía y posteriormente como presidente del Consejo de ministros el espía una vez más entrego el destino del Perú a los dictados del FMI.
En el 2011 PPK se hizo amigo de otro soplón y agente de la CIA Yehuede Simon (ex-MRTA) y los vende-patria del PPC, para intentar hacerse con el poder del Estado, esta extraña y sospechosa mezcla no sorprendió a los peruanos que seguían buscando un líder identitario.

En el 2016 es elegido en segunda vuelta como presidente del Perú, la CIA entendía que no estaban dadas las condiciones para que Keiko sea presidente, así que dio la directriz de que toda la oposición (sus agentes infiltrados en todas las organizaciones sociales y políticas) se sumara en torno a PPK su mejor alfil, mientras el pueblo una vez más se tragaba el circo y veía como se desvanecía su esperanza.

La derecha es astuta como mercaderes de la muerte juegan a la victimización y resignación de los peruanos. PPK es tan imbécil cuando nos dice que no nos dejemos llevar por el odio, es el perfecto cretino cuando nos pide que perdonemos al terrorista Fujimori para que haya reconciliación, poco mas y nos dice que Fujimori es inocente por estupidez o que somos estúpidos por haberlo elegido, sencillamente su llamado es de un testaferro barato, PPK se delata como cómplice de la impunidad y de los crímenes de todos los Fuji-montesinistas,  una mierdecilla vapuleado por la casta política tradicional que pervierte al Perú.

Al libertador de criminales, PPK, es risible y poca cosa atribuirle una conducta irresponsable e ilegal, este sujeto es peligroso por cuanto sus actos lo describen como agente de la CIA, amigo de corruptos y corruptores, ejecutor de la impunidad, él solo es la lanza de la oligarquía que durante décadas a intentado deslegitimar la rebeldía popular llamándolos como violentos, anti-sistemas o intolerantes, cuando luchan por defender la verdad, la memoria y la dignidad.

La voz del Perú profundo no es de odio ni venganza, la liberación del terrorista Fujimori legitima la rebeldía popular frente a un acto espurio, vergonzante y criminal que atenta contra la  justicia, atenta contra la corte penal internacional, atenta conta el pacto de San José, atenta contra la ONU, atenta contra la violación de los derechos humanos de la miles de víctimas y contra todo  esquema democrático.

El terrorista Alberto Fujimori fue condenado por violación de derechos humanos y corrupción, nunca olvidaremos a los estudiantes de la Cantuta, a los mártires de Barrios Altos, del Valle del Santa, a las mujeres esterilizadas forzosamente, el robo y la institucionalización de la corrupción y el crimen como políticas de Estado. Los peruanos debemos reclamar una democracia radical, eliminar a la derecha proterva, democrata-rentista. No es digno auto- inflingirnos tanto daño, es un retraso mental validar que nos han acostumbrado a obedecerla mientras se nos humilla. La derecha a usurpado al Estado, a criminalizado la soberania popular y eso, se le llama tirania. PPK y la oligarquía en su pugna por el poder, se han emborrachado de tanta impunidad, que al indultar al criminal demuestran el desprecio la justicia, por la dignidad, la igualdad ante la ley, y el derecho a la memoria de todos los peruanos.

Si PPK ya sabemos que es un agente de la CIA al servicio de EE.UU, un amigo de corruptos y libertador de criminales arropado por la oligarquía, sus acuerdos bajo la mesa y chequera en mano es un insulto más a los peruanos. Vamos a decirles lo que son: ladrones, corruptos, vende-patria que destrozan y saquean lo público, todos a la cárcel y que devuelvan lo robado. Nuestra alternativa es la conciencia y la justicia por que NO HAY RECONCILIACION CON IMPUNIDAD

Entradas populares

Derechos reservados por Observatorio Peruano de los DD.HH © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por EL PERUANO

Get Email Updates
Subscribe to Get Latest Updates Free