http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.6.4/jquery.min.js

.

 

La Navidad de los Olvidados


EN EL NOMBRE DE ELLOS

“Yo os digo:
mientras alguien padezca,
la rosa no podrá ser bella;
mientras alguien mire el pan con envidia,
el trigo no podra dormir;
mientras los mendigos lloren de frio en la noche,
mi corazón no sonreirá...
” Manuel Scorza


Por: Mirko Senda

La patria es un inmenso hogar que nos reúne sin condiciones, a todos en esta noche buena y vísperas del nuevo año, en el que arrecia la incertidumbre por que la injusticia social y la violencia alentada desde un corrupto Estado quiere doblegar la esperanza de los desposeídos.
Siendo un hijo de esta patria milenaria, reflexivo y animado por esa utopía de dignidad y libertad, no puedo callar ante el dolor de mis hermanos que no conocen fiesta alguna, no puedo ser indiferente por eso es una obligación moral tomar posición a favor de ellos.

El profundo amor por mi patria no conoce treguas. En esta noche acompañado de mi familia mi pensamiento esta con los pobres, con los hombres dignos encarcelados injustamente, por los que luchan por los esperan por nuestros niños y por esa generación que será juez de lo que hacemos ahora. La estrella de Jesús pesa en los hombros de los humildes y excluidos, por eso estoy con ellos, y no puedo dar tregua a los enemigos de la humanidad, esos imperialistas, capitalistas y sus esbirros que destruyen el planeta.
Hablo y escribo en el nombre de ellos, por aquellos que cruzaran el sendero de las luchas, por los que sueñan en tomar el cielo por asalto para gritar su verdad, por los humildes andan tras las huellas de las sandalias del pescador. Hoy solo daré tregua para que cada pensamiento e idea se ponga en la trinchera de la alegría y el combate por la vida, y donde la victoria, nuestra victoria se aproxime surcando una estela de recuerdos para la eternidad

En esta patria, el hogar donde hombres y mujeres, ancianos y niños sin exclusión de nada ni nadie, donde el fuego rebelde de sus puños en un tributo al amor, arrebaten a Jesús de su Cruz, y que el corazón encendido de millones de peruanos eleven el canto UNIDAD PARA VENCER y desde el fondo del alma se comprenda que Dios asiste al pueblo que resiste.


En mi mesa, como en la de muchos revolucionarios volverá la imagen inquieta, la voz firme de aquellos que jamás se fueron; Mariategui, Luis de la Puente, Atusparia, Tupac Amaru, Scorza, Vallejo, Micaela bastillas, Bolognesi, Grau, Pedro Huillca, Horacio Zevallos y tantos otros cuyos ejemplos permanecen imborrables en la mente de los peruanos. En esta paz momentánea, por el sentido de nuestras vidas no olvidemos que el sacrificio de estos hombres hoy son el timón de nuestro destino, el inmenso amor que pusieron a sus ideales de un Perú con Dignidad y Libertad son los mismos que abrazamos todos nosotros.

No es mi voz ni mis palabras, es la vorágine desde el corazón del pueblo que se atreve a romper el silencio, y espera la noche buena con un mensaje de exigencia que el Perú debe cambiar, que la oscura noche del neoliberalismo debe acabar, que los políticos reflexiones sobre el Estado fallido, que la corrupción jamás quede impune, que la esperanza de una PATRIA NUEVA se derraman como un manto de amor.


El creer en Dios es hacer y la derecha peruana ya hizo demasiado daño al Perú lo cual justifica que su creencia es farisea en su hipocresía anida la impía fe por el dinero y sus vanidades, somos nosotros el pueblo que hace de la Fe una obra cotidiana de solidaridad y compromiso. No basta rezar en público o golpearnos el pecho, como lobos que liman sus uñas del pecado urge sincerarse adonde va el Perú encadenado a su olvido, donde está el amor de los peruanos que se rinde a que su autoestima y virtud se subaste en el lodo del consumismo aplastando la gracia de Dios de vivir de igual a igual.

Hemos de parir el advenimiento de un nuevo rumbo, con ideas nuevas y lideres nuevos, hagamos que la patria se regocije día a día, que la espada y la cruz de 500 años de conquista caiga como una vergüenza a la humanidad entre los hombres cuyo valor y coherencia lleven la opción por los pobres, por los desposeídos, por los que gritan ¡basta de mezquindad, soberbia, guerras, dolor y muerte..!, por los explotados por los que luchan del lado correcto de la historia la que cimentara Jesús.

Desde la voz del pueblo rechacemos las pretensiones oligarcas de enfrentar pueblos contra pueblos alimentando su ambición al poder, esta noche buena y la próxima noche vieja miremos al futuro, AVANCEMOS JUNTOS, somos testimonio viviente de la enseñanza de Jesús, es la noche de la humildad y la solidaridad.


En el nombre de ellos, que solo conocen la felicidad cuando la patria, como una gran familia les devuelve la ilusión de que es posible vivir con DIGNIDAD Y LIBERTAD, donde todos seamos hijos iguales, con los mismos derechos y los mismos deberes, donde la justicia sea igual para todos, donde juntos encendamos la bandera enhiesta de la libre autodeterminación, la defensa de la vida y la soberanía.

Somos orgullosos de ser peruanos, felices de de ser socialistas de querer una patria socialista al servicio del pueblo, del corazón de todos los peruanos brota el eco que le dice al mundo luchemos juntos por erradicar el hambre y la desnutrición, por que haya más trabajo digno, porque la alegría perdure, por que se acorte la infame brecha entre ricos y pobres, porque la especie humana no se extinga del planeta por que el planeta no se destruya, por que reine el amor. Como diría Eva Perón en su Mensaje de Navidad 1951: - “No puede haber amor donde hay explotadores y explotados. No puede haber amor donde hay oligarquías dominantes llenas de privilegios y pueblos desposeídos y miserables. Porque nunca los explotadores pudieron ser ni sentirse hermanos de sus explotados y ninguna oligarquía pudo darse con ningún pueblo el abrazo sincero de la fraternidad. El día del amor y de la paz llegará cuando la justicia barra de la faz de la tierra a la raza de los explotadores y de los privilegiados, y se cumplan inexorablemente las realidades del antiguo mensaje de Belén renovado en los ideales de la Paz con Justicia Social: Que haya una sola clase de hombres, los que trabajan; Que sean todos para uno y uno para todos; Que no exista ningún otro privilegio que el de los niños; Que nadie se sienta más de lo que es ni menos de los que puede ser; Que los gobiernos de las naciones hagan lo que los pueblos quieran; Que cada día los hombres sean menos pobres y Que todos seamos artífices del destino común.

No solo hay que pedir que nos vaya bien, tambien hay que dar todo cuanto este a nuestro alcance por el que sufre, el enfermo, el empobrecido, el que no tiene un pan para su boca, para el que busca una mano amiga para seguir adelante... para ellos mi solidaridad, amor y respeto.!!!

Photobucket

NO VENGAS, NAVIDAD

No vengas, Navidad,
que es muy temprano todavía,
las madres están temblando
en el sol del mediodía
y los niños en las calles
vagan solos, sin comida
y el campesino, aunque quiera,
no puede deletrearte en las vitrinas.


No vengas, Navidad,
como insulto a la pobreza,
no llenes de caros licores
a los ricos de la empresa,
ni ufanes a sus señoras
con perlas y con diamantes.

No vengas, Navidad,
ten compasión, no vengas.
No queremos combinaciones
de contrastes humillantes
con sedas finas de china
y manta vieja y zurcida,
con pavos de muchas marcas
y sal en una tortilla.


No vengas, Navidad,
danos un tiempo todavía,
recuerda que existen muchos
que sufren con tu venida
sacando de sus pañuelos
monedas envejecidas
para comprarle al mundo
una parte de tu alegría.
Recuerda que somos tantos
sumidos en la miseria
y anhelamos saborearte
con bebidas y con torrejas,
con juguetes y conservas,
para que nuestros hijos sientan
el calor de Nochebuena
en la pólvora sonora
que los ricos siempre queman.


No te muestres, Navidad,
en pléyades de alegres venaditos
portando juguetes, campanillas y trineos
por las residencias de los niños ricos;
tu presencia entre los nuestros
todavía no concibe
que se afame en los estantes luminosos
a un San Nicolás de lanas revestido
y se margine de realezas al glorioso
desnudo Niño Dios con frío.


No vengas, Navidad,
no te entendemos todavía.



BALADA DE LA TRISTE NAVIDAD

En la casa de una pobre mujer,
solloza un niño,
mientras todos gozan la navidad.
Padeciendo su miseria
sin par la madre llora,
por el hijo enfermo
que dice en su dolor:

Oh, mamita,
¿por qué no vienen los Reyes Magos aquí?
en la casa del niño rico
muchos juguetes dejaron.
Oh, mamita,
¿por qué nosotros nunca podemos reír?
en la casa del niño rico
se escuchan todos cantando.

Mas Jesús se hizo pobre
en Belén siendo muy rico
para dar ejemplo de su mensaje.
De los pobres Cristo
se condolió, amó a los niños,
al sufrido
Cristo le prodigó su amor.

Autor Desconocido


Photobucket

CRISTO NO VIVE EN NAVIDAD

Por: Jimmy Calla Colana

Nací hace dos mil años,
nací hace veinte siglos,
junto a gente bien humilde
de un establo de Belén.
Vine a la tierra a luchar
contra el amo esclavista
contra el sistema de colmillos y dardos,
contra los inventores de cadenas y grilletes,
contra el imperio romano de ayer
y todos los fariseos de hoy.
Me llamaron el redentor, el Salvador, el Mesìas el Nazareno.
En verdad, vine a este mundo y jamás me he ido.
soy un hombre de carne y hueso
y lo sigo siendo eternamente.
Desde hace dos mil años me memoran,
me aplauden, me alaban y me ensalsan.
Incesantemente evocan mi llegada.
Lo reconozco les agradezco.
pero no entiendo sus algarabías no los comprendo...
Mejor guarden su incienso,
sus plegarias para otra ocasión.
Pues no me deleitan. No me agrada,
no me satisface que me celebren estos dos mil años,
estos veinte siglos.
Detesto que se hayan adueñado de mi nombre,
detesto que se trafique con mi nacimiento
con mi familia, con mi cruz, con mi palabra.
Estas "falsas navidades" se han convertido
en grandes y fastuosas fiestas faraónicas
de frívolos fuegos artificiales por doquier.
El proseletismo y falaz globalización de canastas vacías
en toda la tierra relega y humilla
a los más pobres que son la razón de mi ser.
Ellos, que caminan por las calles pedregosas e inciertas
levantando su mano y esperando una migaja de pan.
Ellos son la razón de mi existir.
Ellos, que lloran por el hermano caído
y maldicen a las serpientes
la hora de estar en este mundo sin abrigo y sin techo.
Ellos son la razón de mi cruz.
Ellos, que venden flores y agua en los cementerios
en busca de una moneda que ayude a comprar vida.
Ellos son la razón de mi existencia.
Ellos, que reciclan basura, respirando plomo,
vendiendo periódicos y lustrando zapatos.
Ellos son mi corona de espinas y la lanza clavada en mi corazón.
Y en todos ellos hay un Cristo Redentor.
Pero ustedes... hipócritas, mentecatos, fariseos
nunca me aceptaron como soy.
¿No me rechazaste cuando te pedí un pan?
¿No me repudiaste cuando en la puerta de un hospital mi corazón moría?
¿No rehusaste darme una moneda cuando cantaba en el fondo de un micro?
¿No contemplaste impasible que niñas vendan sus boquitas pintadas
a cambio de una sucia moneda para llevar algo que comer a su cautiva morada?
Entonces si sois mentecatos, si sois fariseos, si sois hipócritas.
¡Nada valen para mí!

ES PREFERIBLE ENCENDER UNA LUZ
ANTES QUE MALDECIR LA OSCURIDAD

Entradas populares

Archivo del blog